Ir al contenido principal

Libro colectivo

Foto gentileza Colectivo M.A.F.I.A.

Nos proponemos una plataforma de comunicación sobre el tema de la violencia contra las mujeres en Argentina.

En paralelo, la propuesta es editar un Libro Colectivo de narraciones testimoniales que cuenten las historias de las mujeres que hayan sufrido o sufran violencia en la Argentina, por el hecho de ser mujeres. En la convicción de la importancia social de la narración de las historias individuales, concebimos el libro como una herramienta de lectura y difusión de las vidas de mujeres que atraviesan sus días amenazadas por hombres violentos que las golpean, las torturan psicológicamente, las violan, las asesinan. 

Nos interesa que el libro encuentre un lugar en las distintas instituciones sociales, escuelas, bibliotecas, públicas, populares y escolares, institutos de formación docente, centros culturales, centros de jubilados, programas de escritura, congresos de lectura, etc. Que sea una herramienta de concientización y prevención para trabajar la violencia contra las mujeres en Argentina.

Objetivos 

  • Visibilizar las historias de violencia contra las mujeres para escuchar las voces de las víctimas y se conozca el dolor y el sufrimiento que padecieron y padecen en silencio y en soledad.

  • Esclarecer, a través de la narración de historias, el concepto de violencia de género para que las experiencias ominosas que padecen tantas mujeres en la Argentina dejen de verse como episodios aislados, azarosos y esporádicos y los lectores comprendan y asuman que la violencia comienza en infinidad de situaciones cotidianas que se manifiestan en el uso del lenguaje sexista y discriminatorio del machismo.

  • Ahondar la concientización colectiva y personal sobre la violencia hacia las mujeres por su condición de mujeres, para rechazar y revertir la naturalización de los discursos machistas de desigualdad y dominación.

Foto gentileza Colectivo M.A.F.I.A.

Bases de participación en el Libro Colectivo

En ¿Por qué llora esa mujer? nos proponemos escribir y editar un Libro Colectivo con narraciones testimoniales de las mujeres que padecieron o padecen algún tipo de violencia (domèstica, ….

Por el hecho de ser mujeres. Ese es el punto de partida para la escritura de la narración. Por lo tanto, cada texto será, en primer lugar, un trabajo de escucha. Escuchar el relato de las víctimas contando su propia historia es el primer paso para escribir los relatos.

Escucharlas, lo resaltamos, incluso varias veces si fuera necesario.

La narración se escribirá siempre en la primera persona de la voz de la protagonista, para que en cada texto aparezca la voz callada de las mujeres. Se admiten narraciones testimoniales sobre la propia experiencia.

En ningún caso se aceptarán textos de ficción.

Los relatos pueden mencionar el nombre real de sus protagonistas, contener una inicial que se corresponda o no con su identidad, o un nombre diferente al nombre real, si la protagonista así lo pidiera.

La extensión de los textos será de un mínimo de 1000 y un máximo de 4000 caracteres con espacios.

Pedimos que los testimonios sean escritos de manera clara y que se revise la ortografía y la puntuación antes de ser enviados.

Junto con el relato, se enviarán información sobre la edad y lugar de residencia de la protagonista del testimonio. Sólo en el caso de que la protagonista así lo quisiera, también su nombre y apellido.

Por último, quisiéramos reforzar estas ideas:

1. Cada texto será leído como testimonio, por lo tanto, las narraciones tomarán hechos reales y no serán producto de la imaginación de quien escriba; los datos no podrán ser inventados (con excepción del nombre como quedó dicho); las circunstancias y las escenas no podrán ser imaginadas.

2. El texto tendrá que ser respetuoso de la persona protagonista de la historia en todo sentido.

3. Los trabajos serán enviados porquelloraesamujer@gmail.com 
desde el 1° de diciembre de 2016 hasta el 30 de abril de 2017. Todos los textos llevarán la firma de sus autores. 

Los testimonios, en primera instancia, se publicarán en el blog www.porquelloraestamujer.blogspot.com y luego integrarán el Libro Colectivo. 

Importante:

Una vez que se ha tomado el testimonio, y como requisito fundamental para su publicación, será necesario que la persona que ha testimoniado firme un Acuerdo para la difusión del material y se adjunte la fotocopia de su DNI.

Si la mujer testimoniante desea preservar su identidad bajo una inicial o un seudónimo en su testimonio, los datos sobre su verdadera identidad serán estrictamente vedados a los fines de la difusión del proyecto, del testimonio y su publicación en el blog y en el Libro Colectivo. Asumimos públicamente ese compromiso.


Foto gentileza Colectivo M.A.F.I.A.

Etapas del proyecto


1. La recolección

El primer paso ha sido crear un grupo específico del proyecto en FB: Por qué llora esa mujer, https://www.facebook.com/groups/1828865257325126/?fref=ts , ámbito donde nació la idea, a fin de dar a conocer el proyecto y convocar al envío de textos. Comunicamos a través del muro del grupo las pautas de redacción y envío.

2. El blog

El siguiente paso es el presente blog www.porquelloraesamujer.blogspot.com con los siguientes contenidos:

a) Las narraciones testimoniales (trabajos seleccionados).

b) Investigación sobre femicidios. En esta sección se recopilarán las historias de las víctimas a partir de los testimonios de sus hijos, padres, amigos, vecinos, compañeros de trabajo, estudio, etc.

c) Notas relacionadas con el tema tanto desde la opinión, como desde el punto de vista de la historia, la ley, los medios, etc.

d) Información sobre actividades culturales relacionadas con el tema a partir de diferentes disciplinas artísticas (video, arte visual, literatura, danza, teatro, etc). En ese sentido, quedan invitados los artistas de las distintas disciplinas a enviarnos sus propuestas.

3. La edición del libro


La última instancia del proyecto es la publicación de un libro que reuna una selección de las narraciones publicadas en el blog.

Ángela Pradelli y Alejandra Correa. Argentina, 2016.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Katherine, por el colectivo Y que los platos los lave otros

Katherine Moscoso tenía 19 años y vivía en Monte Hermoso, un balneario del sur de la Pcia. De Buenos Aires. El 18 de mayo de 2015 fue al boliche y no volvió a su casa. Durante seis días la familia, junto con la policía, la buscó intensamente. Varias personas dijeron que la habían visto esa noche: en el boliche, saliendo del boliche, volviendo en dirección a la casa o siendo llevada en un auto a Sauce Grande, otro pequeño balneario vecino. El 23 de mayo el cuerpo de Katherine fue encontrado enterrado en un médano, a unas pocas cuadras de su casa. Tenía señales de haber sido enterrada todavía con vida. Tras el descubrimiento del cuerpo, un grupo de gente prendió fuego la Municipalidad de Monte Hermoso, la oficina de Seguridad, la casa del Jefe de Seguridad de ese momento y parte de la Comisaría local. Esa misma noche, un grupo de vecinos fue hasta la casa de Juan Carlos González (Canini), una de las últimas personas que habían estado con Kathy y que la policía tenía bajo custodia, y lo gol…

Karina Abregú, por Silvana Aiudi

"Mi nombre es Karina Abregú. El 1 de enero del 2014, mi ex marido Gustavo Javier Albornoz me roció con alcohol y, luego, me prendió fuego.
La primera vez que me golpeó fue a pocos meses que había comenzado la relación.  Tengo dos hijos de un primer matrimonio – con Albornoz no tuve hijos–. Había fallecido la abuela paterna de ellos y le comenté que iba a llevarlos al velorio. Me dijo que no fuera. Esperé a que se durmiera y los llevé igual. Cuando volvimos a casa, me encontré con toda la ropa tirada en la calle. Entramos, me encerró en la habitación que compartíamos, a mis hijos en otra, y empezó a golpearme.
Estuve casi catorce años con él. Hice más de quince denuncias en las comisarías de Merlo y de Martínez – en Martínez compartíamos el ámbito laboral y ahí también él me golpeaba. Cuando le notificaban acerca de las denuncias que le hacía, era esperar la golpiza y que me dijera que ahora era él quien me ganaba. Albornoz tomaba alcohol y tenía adicción a las drogas en el último t…

Mi hermana, por LF

Mi hermana soportó la violencia de él en silencio desde inicio del noviazgo. Él trabaja en un organismo del Estado que se dedica a defender los derechos de las personas más vulnerables, además es experto en artes marciales y manejo de armas. Recién nos enteramos de lo que estaba pasando después de varios años. Supimosademás que una vez mi hermana había intentado suicidarse con el gas. Era tal la violencia que sufría que llegó a justificar el ¨desahogo sexual” de su marido aunque nos dijo también que después de cada episodio ella se ponía antiparras para no verlo, protectores de oídos y se envolvía en una frazada para evitar su contacto. En septiembre de 2010 mi hermana hizo la denuncia ante la Oficina de Violencia Doméstica (OVD) de la Corte Suprema de Justicia Nacional. En octubre, la ratificó y logró legalmente la exclusión de su marido del hogar. Al día siguiente me llamó desde la comisaría llorando. Estaba esperando un móvil para concretar la exclusión desde hacía horas. Frente a la …