Ir al contenido principal

Las dos primeras juezas especializadas en violencia de género


Los juzgados de Violencia de Género, son cargos creados por la Reforma Judicial, “es moderna y surge de un profundo debate de nuestra sociedad en el que participaron muchas instituciones, es el resultado de las expectativas que teníamos. Sobre cambios y cómo ir mejorando de a poco el Poder Judicial” dijo el gobernador Gerardo Morales en el momento de su discurso.

“Es uno de los cambios que nos propusimos cuando decidimos avanzar en este acuerdo político. Producir modificaciones de fondo, hoy es fruto de haber cambiado el sistema de selección de jueces. Es una clara señal del rumbo que le estamos dando a la provincia. Es un cambio profundo y rotundo, de mayor transparencia” dijo por su parte Carlos Haquim, vicegobernador de la provincia.

Liliana Pellegrini destacó el momento “es un día muy importante por el tipo de política que estamos abordando, las estadísticas crecen día a día. En lo que va del año hubo seis femicidios en Jujuy y donde yo voy a actuar (San Pedro) hubo 4 que afectaron fuertemente a la sociedad. Estos juzgados vienen a paliar la situación que se está viviendo en materia de género. Hay que arrancar desde la prevención, es una temática novedosa hay que capacitar a todos los que vayan a formar parte de este nuevo juzgado”.

Agregó que estos juzgados dan respuesta a esta problemática a mujeres ya que hacen abordajes de todos los sectores involucrados. Son los primeros juzgados que se van a implementar en todo el país. E incluso se van a contemplar las sanciones para los incumplidores, las mujeres no llegaban a esa instancia por la gran burocracia del sistema, ahora hay forma de controlar y hacer cumplir.

Por su parte, Mónica Cruz Martínez, ex policía y ahora responsable del Juzgado de Género de San Salvador dijo que al ser un juzgado que integra a familia, civil y penal puede brindar “una solución total a las mujeres que lleguen”.

Además anunció que los formatos de denuncias van a cambiar, para ayudar a las fuerzas de seguridad en este proceso de cambio de paradigma y lamentó que en todo el país y más en nuestra provincia haya crecido este flagelo.
Inversión en el abordaje integral de la violencia contra la mujer

El Gobernador en otro tramo de su discurso contó que en tres años 2012, 2013 y 2014 el eEstado provincial invirtió 2 millones de pesos, con la creación de estos dos juzgados más la provincia está invirtiendo 48 millones de pesos.

“Cada juzgado cuesta 15 millones de pesos anuales. Más allá de una situación deficitaria, si definimos como sociedad avanzar y mejorar la estructura del Poder Judicial hay que hacerlo. Este presupuesto contempla no sólo la jueza, sino los equipos interdisciplinario tienen que contribuir a la lucha y batalla cultural contra la violencia de género”.

Otros cargos

En la misma ceremonia llevada a cabo en el Salón Velez SarsfiesTambién asumieron en sus cargos tres Jueces para la Cámara Civil y Comercial; se trata de los doctores Esteban Javier Arias Cau, Elba Rita Cabezas y Ana María del Huerto Sapag como jueces de la Cámara Civil y Comercial.

Copyright Todojujuy.com 

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Karina Abregú, por Silvana Aiudi

"Mi nombre es Karina Abregú. El 1 de enero del 2014, mi ex marido Gustavo Javier Albornoz me roció con alcohol y, luego, me prendió fuego.
La primera vez que me golpeó fue a pocos meses que había comenzado la relación.  Tengo dos hijos de un primer matrimonio – con Albornoz no tuve hijos–. Había fallecido la abuela paterna de ellos y le comenté que iba a llevarlos al velorio. Me dijo que no fuera. Esperé a que se durmiera y los llevé igual. Cuando volvimos a casa, me encontré con toda la ropa tirada en la calle. Entramos, me encerró en la habitación que compartíamos, a mis hijos en otra, y empezó a golpearme.
Estuve casi catorce años con él. Hice más de quince denuncias en las comisarías de Merlo y de Martínez – en Martínez compartíamos el ámbito laboral y ahí también él me golpeaba. Cuando le notificaban acerca de las denuncias que le hacía, era esperar la golpiza y que me dijera que ahora era él quien me ganaba. Albornoz tomaba alcohol y tenía adicción a las drogas en el último t…

Tres miradas sobre el asesinato de Belén Canestrari, por María Isabel Rodríguez Osado

Testimonio de su hermana Marcela Canestrari
El miércoles 30 de abril de 2013, pasé por la casa de mi hermana para tomar unos mates, tranquilas, aprovechando a que él no estaba. Belén tenía 26 años, dos hijos, Valentino y Máximo.

Vi llorar muchas veces a mi hermana. Él era muy celoso, no la dejaba que tuviera amigas o saliera, ella venía a vernos a escondidas cuando él no estaba. La llamaba a cada rato para saber qué estaba haciendo y dónde. Ella lo justificaba y nos decía: Viste como es de hincha.

Esa última mañana que nos vimos, yo tenía rasguños en los brazos porque había podado unas plantas; Belén me preguntó: ¿se pelearon con Diego?, ¿te pegó? Le dije: ¿qué estás diciendo?

Ese día no me quedé a comer en su casa como otras veces. Tal vez, si yo me hubiera quedado, me contaba algo, a lo mejor me preguntó eso para sacar el tema.

Como dije, la pareja de Belén era muy celoso, pero nosotros nunca la vimos golpeada. Le pregunté si el jueves siguiente, que era 1 de Mayo, lo podía llevar a …

Bàrbara Baum, por Sebastián La Prezioso

" Me llamo Bárbara Baum, nací en Salto, provincia de Buenos Aires, donde vivo hasta hoy.
Una noche mi mamá se fue a jugar a la canastacon unas viejas de acá a la vuelta. Ricardo quedó a cargo mío yo tenía nueve años. Me manoseo. Me encerré en el baño y esperé a mi mamá para contarle todo. Pero no me creyó, y encima, me fajó; después me echó a la calle, por mentirosa, me dijo.
Viví en lo de mi abuela, con ella y un primo de mi mamá. Una tarde este tipo se me metió en la ducha, y me violó, con rabia. Me fui, tenía trece años; por miedo a que no me creyeran no le dije a nadie.
Dormí en un parque, hasta que una señora que siempre me veía en los bancos de ese parque me ofreció una piecita.
Cumplí los dieciséis, y ese mismo día conseguí de telefonista en una remisería. Ahí conocí a Alfredo Ferrari, con quien viví cinco años y tuve dos nenas y un nene.
Con Alfredo todo anduvo bien, hasta que quedé embarazada. Después de eso, la cosa cambió mucho; no paró de insultarme y de cagarme a palos ca…